La Necrópolis de Varna, oro puro

En el bonita ciudad de Varna, se encuentra uno de los tesoros más increibles, la llamada Necrópolis de Varna

Esta necrópolis fue descubierta recien en  1972, y hasta el día de hoy, se siguen haciendo excavaciones.

La civilización que surgió en las orillas de los lagos del Mar Negro hace unos 7.000 años en la actual  Bulgaria y el cementerio es de aproximadamente 4,600 a 4,200 años a.C. y tiene 264 tumbas con sofisticados artículos de oro, cobre, piedra y alfarería en su interior. Lo que cautiva es la calidad, el trabajo en su elaboración debió ser primordial para una cultura tan antigua, entre los que destacan los objetos hechos en pedernal y obsidiana.

No hay muestras de que los artefactos no hayan sido elaborados por artesanos locales. Sus restos también nos descubren una intensa vida comercial hasta en tierras muy lejanas, puede que hayan llegado hasta el Volga.

Los restos a los alrededores muestran una falta de continuidad cultural en la zona, similar a culturas como Karanovo, Lengyel y Vinca, a lo que los estudiosos aún no encuentran explicación, pudiendo tratarse de alguna catástrofe, epidemia o sólo cambios climáticos que hicieron migrar a sus habitantes.

Gracias a estos restos, hoy en día ya se ha descartado definitivamente que los nómadas fueran los que pusieron fin a la sociedad de la edad del Cobre en los Balcanes.

El complejo de Varna demuestra un apogeo socio-cultural evidenciado en su metalurgia, objetos lujosos y sus costumbres funerarias, además de la expansión de la agricultura en comunidades aledañas. Es sobre todo, el oro de Varna el que ha sido mundialmente reconocido desde 1973 en una exposición itinerante en los más importantes museos del orbe.

Se han hallado 294 tumbas en la necrópolis, formalmente iguales, con la misma coloración, al teñirse sus tierras de ocre, pero los ajuares varían, reflejando la categoría social de cada difunto. Algunas contienen artículos sofisticados de metalurgia (oro y cobre), alfarería (alrededor de 600 piezas, incluyendo algunas pintadas con oro), objetos filosos de gran calidad hechos de pedernal y obsidiana, y cuentas.

Algunas tumbas no contienen esqueletos sino regalos fúnebres. Lo que es interesante es que los sepulcros simbólicos (vacíos) son los más ricos en artefactos de oro. Se hallaron 3000 de tales objetos, con un peso aproximado de 6 kilogramos. Tres sepulcros simbólicos contenían máscaras hechas de arcilla sin cocer.


Sepultura 43

Tal vez, una de las sepulturas más ricas sea la número 43. En este enterramiento se encontró un varón de 40 a 50 años y una estatura próxima a 1,75 metros. En esta tumba se encontraron 990 objetos de oro con un peso total de 1,5 kg, entre ellos los cilindros de un cetro de oro, conchas de spondylus, brazaletes, etc.

Este sepulcro contenía más oro del que había sido descubierto en el resto del mundo en esa época.

 

Museo Arqueológico de Varna

http://www.amvarna.com/eindex.php?lang=2&lid=2&slid=&slid=1

 

 

Share on Facebook